XacopediaSan Martín de Frómista, iglesia de

Este templo, situado en Palencia, en el Camino Francés, fue edificado entre 1066 y 1110. Es una de las joyas absolutas del patrimonio del Camino de Santiago. Se trata de un pequeño edificio basilical de tres naves, con otros tantos ábsides de planta semicircular. Con el objetivo de separar las naves se emplean pilares cruciformes. La importancia del espacio central del crucero se enfatiza con la disposición de un cimborrio octogonal apoyado en trompas, que cubre una cúpula. En la fachada occidental resultan exóticas las pequeñas torres circulares que se articulan en las esquinas, para las que no se conoce otro precedente que ciertas formas de la arquitectura carolingia. Vanos escalonados en arquivoltas y columnas acodilladas, cornisas esculturadas con una riquísima iconografía y capiteles historiados responden a los planteamientos plásticos que caracterizan los monumentos del románico pleno.

El maestro principal del taller que labra esta decoración escultórica, conocido como el maestro de Frómista, se inspira para sus formas y sentido de la composición en el sarcófago de Husillos, Palencia. El tratamiento de las anatomías y las dinámicas actitudes de los personajes es semejante al que se aprecia en la decoración de la catedral de Jaca, incluso algunos especialistas consideran que se trata del mismo taller. También se podría relacionar con algunas de las obras de San Saturnino de Toulouse, aunque muchos de los aspectos comunes de la escultura de estos tres monumentos se debe más a una identidad de estilo de época que tiene en modelos tardorromanos su fuente principal de inspiración, que a una autoría común.

Desde su construcción, la iglesia sufrió diversas ampliaciones y modificaciones que perjudicaron la obra original, hasta que a finales del XIX se realizó una drástica restauración que eliminó la pátina antigua y que actualmente permite descubrir su mayor tesoro: más de 100 capiteles y más de 300 canecillos, que invitan a interpretar las más dispares sugerencias y simbologías.

San Martín ofrece en los capiteles de su interior un raro testimonio; en varios de ellos aparecen hombres en posiciones o gestos que coinciden con los practicados en los ritos de salutación de las actuales fraternidades masónicas. Son posturas rituales de los antiguos canteros que la tradición oral ha transmitido durante ocho siglos.

La historiografía hispana tradicional consideraba que cuando Doña Mayor, condesa de Castilla y viuda de Sancho el Mayor, redactó su testamento y dejó parte de sus bienes para la construcción de la iglesia de San Martín de Frómista en 1066, se inició la obra del templo que contemplamos en la actualidad. Recientemente, los especialistas prefieren retrasar la cronología hacia 1100. [IM]

V. Frómista-Jaca, maestro de


¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?


**Recuerda que los comentarios están pendientes de moderación




Baruk - hace 2 años

En efecto, en su interior hay un capitel que puede coincidir con ritos de iniciación masonica, tal como apuntamos en nuestro artículo del 2012: http://saludyromanico.blogspot.com.es/2012/09/romanico-ceremonial-el-rito-oculto.html. Precisamente ahora tenemos otra primicia de un capitel de este exquisito templo, si teneis alguna duda, estamos a vuestra disposición. Un saludo