XacopediaBurgo, O

Localidad de 7.000 habitantes (80 m) del Camino Inglés que parte de A Coruña. Se encuentra a 67 km de Santiago de Compostela. Pertenece al municipio de Culleredo, que tiene 27.000 habitantes. La parroquia eligió como patrón al apóstol Santiago por su vinculación, ya desde que fue fundada, con el mundo jacobeo y el fenómeno de las peregrinaciones al santuario compostelano.

Durante el reinado de Alfonso VII (1111-1157) se funda la puebla de Burgo de Faro y se establece como puerto de acogida de los peregrinos que llegaban por mar a estas tierras, sobre todo procedentes de los puertos ingleses, y como lugar de carga y descarga de mercancías marítimas. La primacía del puerto de O Burgo hasta el siglo XIII se debió a la seguridad que los caballeros de la Orden del Temple proporcionaban tanto a los peregrinos como a los comerciantes que allí llegaban. Los templarios levantaron un castillo-fortaleza y una iglesia, donde hoy se encuentra la ermita románica de Santa María do Temple, en el municipio de Cambre. Los caballeros custodios del Camino vigilaban desde la fortaleza la llegada de los barcos al puerto, daban acogida, atención y alojamiento a los peregrinos y les ofrecían protección con su presencia en la Ruta.

A partir del siglo XIII, sin embargo, el de A Coruña será el principal puerto de acogida para los peregrinos que venían a Galicia por vía marítima para realizar desde aquí a pie la Ruta que los conduciría hasta la sede donde reposan los restos del apóstol Santiago en Compostela. Además, durante bastante tiempo, los conflictos vividos por una Europa convulsa hicieron que la vía marítima se considerase más segura que las rutas terrestres del Camino Francés, del Primitivo o del Norte, sobre todo mientras duró la llamada Guerra de los Cien Años (1337-1453). Por otra parte, la floreciente actividad económica en muchas ciudades portuarias inglesas como Bristol, Southampton o Plymouth y en otras como Londres contribuyó también a que muchos de los barcos de mercancías incluyesen en su pasaje a viajeros que se dirigían a Compostela. El transporte de peregrinos se convirtió en un negocio muy lucrativo para los armadores y patrones de los puertos del sur de Inglaterra, no sólo por las cantidades que les cobraban, sino también porque las licencias y salvoconductos que llevaban les permitían realizar interesantes intercambios comerciales.

La Ruta entra en O Burgo por las avenidas de Miguel González Garcés y de Fonteculler y llega al paseo marítimo por la calle Miramar. A través del paseo marítimo, ofrece hermosas vistas de la ría, la desembocadura del río Mero y el viejo puente medieval, que tiene esculpida la inscripción Ave Maria Gracia Plena, lo que nos indica que debió ser levantado por los Andrade, ya que se corresponde con el lema de esta casa. Fernán Pérez de Andrade, llamado o Bo por su gran actividad inversora en infraestructuras que mejoraran el comercio y la relación entre sus tierras, dice la leyenda que construyó siete puentes, siete monasterios, siete iglesias y siete hospitales, aunque es evidente que esta cifra está utilizada como número mágico, que indica el gran volumen de obras que realizó.


Entre las construcciones llevadas a cabo por el de Andrade destacan muchas que tienen que ver con el impulso dado en su etapa como señor de estas tierras al Camino de Santiago, como pueden ser, además de este puente de O Burgo, el de Xuvia, el de Pontedeume o los de A Ponte do Porco, A Ponte Baxoi y de Sigüeiro, que sirvieron de paso a los peregrinos; los monasterios de San Francisco en Betanzos y Ferrol, y el de Santa Catalina de Montefaro; las iglesias de Santa María y de Santiago de Betanzos; y los hospitales de peregrinos de San Bartolomé de Betanzos y del Espíritu Santo en el puente de Pontedeume.

El puente de O Burgo, que une los municipios de Culleredo y Cambre, fue derruido por sir John Moore para contener el ataque de las tropas francesas antes de la batalla de Elviña. Por su valor, el inglés fue enterrado con honores militares en A Coruña y en su honor se levantó en la ciudad coruñesa un monolito con la inscripción Hic occidit Johanes Moore dux exercitus anglicae in pugna januari XVI 1809 contra gallos a duce dalmatiae ductos

.

Es muy curiosa la fuente que tiene labrada en piedra la calabaza del peregrino y a su lado el bordón de hierro.

Se abandona el paseo marítimo y hay que dirigirse a la iglesia de Santiago do Burgo, que lleva ya impresa en su nombre su relación con el Camino de peregrinación a Compostela. Presenta planta de cruz latina y tres ábsides semicirculares, el central de mayor tamaño que los laterales. En su interior alberga las imágenes de Santiago peregrino y la Virgen peregrina, ambas del siglo XVIII. La fachada principal tiene una espadaña que contiene dos campanas y un gran rosetón sobre el que se aloja la figura pétrea del Apóstol. Además, es muy llamativa la puerta de hierro que da entrada al atrio de la iglesia, que dibuja la forma de una concha de vieira y está coronada por una cruz.

También resultan interesantes los molinos de Acea de Ama que fueron construidos por los monjes de Sobrado a la orilla del camino jacobeo para aprovechar la fuerza de la marea, sobre todo en la pleamar. Hoy se conservan en el Museo dos Muíños de Acea de Ama algunos molinos rehabilitados y hay también unos paneles informativos que explican su funcionamiento y diferentes tipologías.

Después de pasar por la fuente de Os Pelamios se llega a la iglesia neoclásica de San Xián de Almeiras. La relación de San Julián con la hospitalidad del Camino de Santiago viene marcada por su patronazgo sobre el monasterio de Samos, que viene atendiendo a los peregrinos del Camino Francés a lo largo de varios siglos. Julián y Basilisa vendieron todo su patrimonio antes de casarse, lo repartieron entre los pobres y formaron una congregación de religiosos para dedicarse a la oración y al servicio de los necesitados. Tanto él como su esposa mantuvieron sus votos de castidad, a pesar de haber contraído matrimonio. Fue decapitado por negarse a adorar la estatua de un emperador romano.

El Camino atraviesa también la calle del Arzobispo Xelmírez, en cuyo pontificado (1120-1140) se produjo el impulso definitivo para la construcción de la catedral que albergara dignamente los restos del apóstol Santiago y se desarrolló una intensa actividad al servicio de la promoción del culto jacobeo y de las peregrinaciones a Compostela. En este sentido, hay que destacar el interés que mostró para que los más prestigiosos clérigos e intelectuales trabajasen en la redacción de dos libros tan trascendentales como la Historia Compostelana y el Códice Calixtino y su empeño en conseguir que, a través del Camino de peregrinación, Compostela se convirtiese en una ciudad santa abierta a todos los pueblos de Occidente, centro espiritual y comercial de relevancia universal y un modelo a imitar por toda la cristiandad. Después de bordear el castro de Alvedro se abandona el municipio de Culleredo por el puente medieval de Alvedro o de A Xira, que salva el río Valiñas y da entrada a la parroquia de Santiago de Sigrás, ya en el municipio de Cambre. [JS]


¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?


**Recuerda que los comentarios están pendientes de moderación




Vero - hace 1 año

Diriase que esta é a ' la calabaza del peregrino y a su lado el bordón de hierro'??