XacopediaOikoten

Proyecto surgido en el año 1982 en Bélgica, destinado a colectivos juveniles en riesgo de exclusión social, particularmente delincuentes. La iniciativa ofrece a los menores la oportunidad de conmutar sus penas por la peregrinación a Santiago de Compostela. En este sentido, rememora las peregrinaciones por obligación de los nudi cum ferro [desnudos y con cadenas], tan populares en la Edad Media. La palabra oikoten adquiere en griego los significados de ‘lejos del hogar’ y ‘por sus propios medios’, lo que da una idea de la voluntad que deben tener los jóvenes para realizar el Camino. Esta idea se inspira en las Caravans of the Last Chance organizadas por la asociación norteamericana Vision Quest.

La primera experiencia tuvo lugar en el año 1982, cuando dos jóvenes realizaron la Ruta Jacobea desde Vézelay, en Francia. En cuatro meses recorrieron los 2.500 km que separan los dos santuarios. El éxito de la experiencia sentó el precedente necesario para la fundación de Oikoten, que fue tomando forma a partir de 1987. Una de las primeras ampliaciones del programa consistió en el trabajo previo de los menores en granjas -la mayor parte, orgánicas- de los Pirineos franceses.

Se establecieron, asimismo, nuevas rutas además de la jacobea. Desde 1992, Oikoten también organizaría viajes a Polonia, Eslovaquia, Noruega y Escocia. En ocasiones puntuales, los itinerarios se ampliaron por iniciativa de los guías hasta Asia y África: ocho menores pasaron cuatro meses en su peregrinación a la India, otros dos emprendieron un tour en bicicleta por el oeste de África, también durante cuatro meses, mientras que cuatro jóvenes realizaron un circuito a lo largo de toda Francia. En 1984 y 1992 se organizaron, asimismo, viajes en barco.

Respecto a la peregrinación jacobea, uno de sus más famosos conductores, Willy Derveaux, señalaba que los dos únicos albergues que utilizaban en España eran los de las localidades de Santo Domingo de la Calzada y San Juan de Ortega. Para el resto del Camino, los jóvenes iban provistos de tiendas de campaña.

Desde 1984 el proyecto está destinado también a familias, que trabajan mano a mano en las granjas instaladas en los Pirineos. Otra importante innovación tiene lugar en 1998, año en el que se incorporan pacientes psiquiátricos al proyecto.

Cada año son 16 los jóvenes que participan en el programa, que dura entre tres y cuatro meses. Un total de 350 menores han formado parte de este proyecto desde su creación. El proceso de inscripción requiere la firma de un contrato por parte del o de la joven, sus padres, monitores y el juez de menores. Los participantes deben tener como mínimo diceiseis años y los grupos se limitan a dos menores y un guía. La mayor parte de estos jóvenes sufren problemas psicológicos (75%), derivados de abusos y maltratos en la infancia, o bien por el consumo abusivo de drogas. También es frecuente su internamiento por actos vandálicos y agresiones.

En 1992, los responsables del programa llevaron a cabo un estudio, basado en entrevistas con 44 de los participantes -todos hombres-, para probar la influencia del proyecto en la vida de los menores una vez superado. Dos años después se realizó la misma experiencia con 20 mujeres participantes. El estudio pretendía comprobar los efectos de Oikoten en la vida de los participantes y, sobre todo, si contribuía en la definitiva integración del menor en la sociedad. Los resultados mostraron que alrededor de un 60% de los participantes consiguieron reintegrarse después de la experiencia, mientras que para el 40% restante la reincorporación resultó mucho más larga y difícil.

Sus responsables concluyeron que el programa conseguía efectos beneficiosos, como enseñar a los jóvenes a ser responsables en la toma de sus propias decisiones, a recuperar su autoconfianza y a dejar en el Camino conductas agresivas.

En Holanda se ha intentado llevar a cabo una iniciativa similar pero, tal y como apunta Jan van Herwaarden, los resultados no han sido positivos. También existió en el Año Santo de 2004, a partir de las experiencias puntuales realizadas en el País Vasco y Galicia, la voluntad de llevar a cabo un proyecto análogo con reos menores de veintitrés años residentes en el Centro Penitenciario de Villabona, en Llanera (Asturias), pero la empresa no llegó a término. Sí son frecuentes las peregrinaciones de presos y presas de edad adulta internos en distintos centros penitenciarios. [SOB]

V. Bélgica


¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?


**Recuerda que los comentarios están pendientes de moderación




Julio Rivas - hace 6 años

Me gustaría recibir más información del proyecto OIKOTEN